En una primera fase provocamos el diálogo, la identificación de síntomas y posibles líneas de acción para el cambio

En la segunda fase, trabajamos en equipo proyectando soluciones futuro.

Los sintomas y las posibles linéas de acción ya están en las cartas, solo hay que descubrirlas.